Disponible a partir del 10 de julio a las 20:15

Un hueco abierto en la tierra, o un portal con timbre y buzones, es la entrada a esta madriguera. En ella dos individuos peculiares viven resguardados y alerta al mismo tiempo, moviéndose con fragilidad entre recuerdos de infancia y planes de evacuación. Su realidad es hermosa y extraña. Seres sencillos pero expresivos como el dibujo de un niño.

Un espectáculo sobre estrategias de supervivencia disparatadas. Mamíferos humanos preparados para casi todo: la erupción de un volcán, la prohibición de la literatura o una aparición mariana… Se saben observados y sonríen al público mientras muestran algunas de sus asombrosas capacidades de adaptación. Héroes domésticos que alternan superpoderes y debilidades